Restaurar muebles con pintura a la tiza

En los últimos años se habla mucho de los muebles pintados a la tiza o Chalk Paint. Este tipo de pintura se ha vuelto muy popular y es uno de los efectos que más se piden en restauración de muebles.

Desde hace unos años venimos escuchando que los muebles pintados a la tiza son tendencia. Está claro que restaurar muebles antiguos está de moda y el acabado a la tiza es de los que más gustan a los amantes de los estilos Vintage y Shabby Chic que están tan extendidos.

¿Por qué gustan tanto los muebles pintados a la tiza?

Las tendencias en decoración han cambiado, en otros tiempos, tener muebles antiguos en el hogar era sinónimo de una decoración desfasada y poco atractiva, y rápidamente buscábamos cómo deshacernos de estos muebles “anticuados” para comprar otros nuevos. Ahora tener un mueble antiguo es un tesoro que muchos buscan por tiendas de antigüedades y de muebles de segunda mano.

Lo retro, vintage y clásico está de moda. La tendencia que se está imponiendo desde hace un par de años, y que va a seguir presente todo el 2018, es la de mezclar muebles modernos con muebles de líneas clásicas e incluso barrocas que contrasten y aporten personalidad a nuestro hogar. Eso sí, se busca conservar el carácter antiguo del mueble por sus líneas y dibujos pero con colores y acabados de máxima actualidad.

Por esta razón gustan tanto los muebles pintados a la tiza, porque este acabado empolvado junto con el efecto envejecido, resalta muchísimo el carácter del mueble antiguo y nos permite personalizarlo en el color o colores que más vayan con el estilo de nuestro hogar.
En cuanto a colores, los que más se han llevado para este tipo de trabajos son colores pastel, entre los que encontramos verdes agua, rosas, grises o blancos. Pero a partir de este año, la tendencia será pintar con colores más vibrantes como el mostaza, el burdeos o el azul Klein.

Mueble envejecido con pintura a la tiza

¿Qué es Chalk Paint?

“Chalk Paint” es la denominación en inglés de pintura a la tiza y define un tipo de pintura sin acrílicos elaborada a base de tiza, que es la que le da a la pintura ese efecto empolvado que tanto nos gusta.

Otra característica de esta pintura es que tiene muy buena adherencia especialmente sobre madera, lo que la ha hecho muy popular para pintar muebles porque no necesita mucha preparación previa, ni lijado ni imprimación.

Como decimos, este tipo de pintura se ha hecho muy popular entre los amantes del DIY (hazlo tú mismo, en inglés) por su gran versatilidad. Sin embargo, hemos de decir que no es una pintura de gran calidad. Si lo que queremos es restaurar un mueble con un acabado aterciopelado y que nos dure el trabajo a lo largo del tiempo, lo ideal es trabajar con pinturas de lacado profesional que bien trabajadas consiguen este efecto empolvado con un acabado envejecido espectacular.

Acabado a la tiza profesional, un ejemplo.

Tenemos muchos clientes que nos piden este efecto de pintura a la tiza y quedan encantados con los resultados. Aquí os mostramos un ejemplo de una vitrina que nos encargaron recientemente. En las fotos podéis ver el gran cambio que hemos conseguido con un resultado realmente bonito.

Esta foto es de la vitrina antes de pintarla.

En esta foto vemos la vitrina ya pintada y de vuelta a su domicilio.

Por último os mostramos el resultado final, después de que la dueña encargara un fondo con papel pintado para rematar este gran trabajo.

Si tienes algún mueble antiguo que te gustaría restaurar con este efecto tan atractivo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte y darte precio para el resultado que buscas.

Imágenes: veropalazzo.com.ar, decoracion2.com, anniesloan.com, pinterest.es y lacadostrillo.com